fbpx

Cómo tratar la inflamación provocada por una lesión en el hogar

la clinica cómo tratar la inflamación de una lesión en casa

Cómo tratar la inflamación provocada por una lesión en el hogar

En muchos casos, la inflamación se produce como una reacción natural a una lesión. Las torceduras y esguinces leves también pueden provocar enrojecimiento, sensibilidad y dolor y, frecuentemente, inflamación de las articulaciones. Hay varias formas de tratar estos síntomas en casa.

Medicamentos orales

Ciertos analgésicos de venta libre, como la aspirina y el ibuprofeno, pueden ayudar a reducir la hinchazón además del dolor en las áreas afectadas del cuerpo. Estos medicamentos frecuentemente se denominan colectivamente medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE). Aquellos con ciertas condiciones de salud o que toman otros medicamentos deben hablar con un médico antes de autotratarse con AINE.

Medicamentos tópicos


Las cremas y geles tópicos que contienen AINE frecuentemente pueden brindar alivio y reducir la hinchazón dolorosa de las articulaciones y los tejidos. En estos casos, el medicamento se puede aplicar directamente sobre la zona afectada. Esto reduce algunos de los posibles efectos secundarios de estos medicamentos cuando se toman por vía oral. Árnica es un remedio herbario tópico que también es eficaz para aliviar las afecciones inflamatorias. El gel de aloe vera puede ser eficaz para algunas personas.

Remedios de hierbas


La bromelina, el cardo mariano, la corteza de sauce blanco, la reina de los prados, la boswellia y la consuelda son sólo algunos de los remedios a base de hierbas que se pueden obtener sin receta para aliviar el dolor inflamatorio. Es importante discutir estas opciones con un médico o farmacéutico si existen problemas de salud preexistentes o si alguno de estos remedios se tomará con otros medicamentos o suplementos para evitar interacciones potencialmente peligrosas.

Masaje


El automasaje en el área afectada puede ayudar a aumentar el flujo sanguíneo y aumentar el intercambio de líquidos en el área afectada. Esto puede ayudar a reducir la acumulación de líquido en un área y puede ser especialmente beneficioso para tratar las articulaciones inflamadas. Utilice movimientos firmes pero suaves y asegúrese de trabajar lejos del área afectada.

Calor y frio


Durante los primeros 2 o 3 días después de una lesión, es importante aplicar hielo o compresas frías en el área afectada para reducir la hinchazón y el dolor. Si la sensibilidad o la hinchazón persisten, cambie a compresas calientes o una almohadilla térmica a temperatura baja. Esto ayudará a aumentar el flujo sanguíneo al área afectada para ayudar a reducir la hinchazón. Se pueden alternar calor y frío durante 3 minutos cada uno durante 10 a 20 minutos varias veces al día.

Nutrición


Es importante tener una nutrición adecuada durante la curación. Aumentar la ingesta de líquidos, especialmente agua. Consuma alimentos ricos en ácidos grasos omega-3. Las frutas y verduras frescas, especialmente los arándanos y las espinacas, contienen flavonoides para aumentar la respuesta curativa natural del cuerpo. Agregar alimentos como piña fresca, papaya y cebolla puede ayudar a reducir la inflamación, además de agregar especias como la cúrcuma y el jengibre.

Buscando ayuda


Si el dolor y la hinchazón persisten, es importante buscar orientación profesional para conocer más opciones de tratamiento. La Clínica cuenta con especialistas como quiroprácticos, médicos especialistas en el tratamiento del dolor, cirujanos ortopédicos/de columna y neurocirujanos para una atención completa después de una lesión.

Para programar su consulta gratuita, puede llamar a nuestra línea gratuita (773) 763-2800 o reservar una cita en línea AQUÍ

es_MXSpanish